• Tech-Complex

Antioxidantes: métodos de evaluación de la eficacia en producción animal

Jean-François Gabarrou


El uso de antioxidantes en la producción animal tiene por objeto contrarrestar las consecuencias nocivas de los radicales libres procedentes de la alimentación o del metabolismo sobre la salud y el rendimiento. Tomar las precauciones habituales para reducir los riesgos (por ejemplo, disminuir los lípidos insaturados en la dieta) no será suficiente para evitar totalmente el estrés oxidativo. Los ácidos grasos insaturados tienen virtudes, los animales de granja tienen un metabolismo muy elevado y producen radicales libres. Por tanto, habrá que recurrir a los antioxidantes.

Esto plantea una pregunta: ¿por qué elegir un antioxidante en lugar de otro? No trataremos aquí la estrategia de protección de los piensos como complemento de la de los animales. La cuestión que queda es la de comparar la eficacia de un producto en lugar de otro en una aplicación determinada.


Antioxidantes: Los diferentes métodos analíticos para estimar la eficacia


Uno de los criterios presentados por los fabricantes de aditivos para piensos es la eficacia comparativa de su producto frente a la vitamina E. Pero cada uno tiene su propio método. Aunque el método ORAC parece ser la referencia, no siempre se utiliza de la misma manera.


Existen 2 grandes familias de métodos analíticos disponibles


Todos los métodos para analizar el poder "antioxidante" de un producto se basan en una reacción de oxidación-reducción in vitro.


Un ejemplo de reacción es la oxidación del H2 por el flúor: H2 + F2 → 2 HF


Siempre se trata de medir directa o indirectamente la desaparición o aparición de uno de los compuestos en la reacción. Existen 2 grandes familias de clasificación del poder antioxidante de un producto:

  • Métodos basados en la transferencia de electrones: Folin, TEAC

  • Métodos basados en la transferencia de H: ORAC, Photochem


¿Qué método se puede elegir?


Los métodos basados en la transferencia de electrones no tienen en cuenta el número de electrones que pueden aportar los antioxidantes. Por lo tanto, sus resultados no son fiables cuando se comparan dos productos. Sin embargo, siguen siendo útiles para el control de calidad de un determinado producto con el fin de comprobar su conformidad con las especificaciones.

Los métodos basados en la transferencia de hidrógeno son ciertamente más fiables, pero siguen siendo teóricos porque el producto analizado siempre está en exceso para garantizar que la reacción química sea lo más completa posible. Esta situación dista mucho de ser representativa de lo que ocurre in vivo.

El método fotoquímico utiliza la desaparición de un radical muy presente en las células: O2-. El método ORAC utiliza una dosificación indirecta de un radical sintético. Este método es por tanto menos directo y menos representativo del metabolismo.


La importancia de los disolventes utilizados


El método ORAC es el más reconocido. Sin embargo, existen muchas variantes de este método, que resultan un tanto perturbadoras para el juego. Hay que solubilizar el producto, para lo cual el método ORAC ofrece una variante para los productos hidrosolubles y otra para los liposolubles. Para los productos liposolubles, hay tantas variantes como disolventes adecuados. Mientras que el TROLOX (Vitamina E hidrosoluble) es siempre la referencia, la elección del disolvente tiene una gran influencia en el resultado obtenido.

El método Photochem es una referencia mucho menos empleada que el método ORAC. Por otra parte, está abierto a más tipos de disolventes, como los alcoholes, por ejemplo. Sin embargo, aunque este método permite trabajar con un espectro más amplio de antioxidantes, el efecto del disolvente sigue siendo un sesgo y aquí también se prohíben todas las comparaciones.


Cuadro resumen comparativo de los diferentes métodos de dosificación para determinar el poder de los antioxidantes

¿Cómo comparar los resultados obtenidos con diferentes métodos?


Para poder comparar todos estos productos en igualdad de condiciones, algunos autores proponen utilizar el equivalente de TROLOX o en equivalente de vitamina E. Todos estos métodos tienen en común que comparan la capacidad de un antioxidante con la de TROLOX. Esto no es en absoluto posible porque las proporciones entre los antioxidantes y la vitamina E cambian no sólo de un método a otro, sino también de un disolvente a otro. Por lo tanto, es ilusorio compararlos en términos absolutos. Estos métodos no están hechos para eso.


Métodos analíticos para verificar la conformidad de los productos


Por otro lado, estos métodos siguen siendo especialmente útiles para comprobar que un producto cumple sus especificaciones en relación con un método determinado. En efecto, los antioxidantes son por naturaleza inestables y se degradan con el tiempo. La determinación de su fecha de caducidad y de su calidad debe ir seguida de un estricto plan de control. En este caso, se utilizará siempre el mismo protocolo y los resultados serán comparables.


¿Qué pasa con el modo de acción de los antioxidantes en todo esto?


Además, si necesitamos varios métodos diferentes para medir el poder de los antioxidantes de diferentes productos, es también porque su mecanismo de acción y el entorno en el que actuarán son diferentes. Por eso, es mejor buscar la complementariedad, como mínimo, una orientación del producto sobre los problemas del animal. Por ejemplo, preferir un antioxidante a base de curcumina para un problema con repercusiones inflamatorias o más bien procianidinas de uva para reducir los radicales libres intestinales. Por último, sólo el animal puede decirnos cuál es la dosis eficaz para un problema determinado.


Conclusión


Todos estos métodos in vitro tienen cualidades diferentes pero los mismos defectos:

  • El antioxidante probado está en exceso para el buen curso de la reacción redox mientras que en la naturaleza es lo contrario.

  • Ninguno de estos métodos tiene en cuenta la biodisponibilidad de un activo.


Así que el mejor método es “preguntar al animal lo que piensa”. Las pruebas in vivo con un parámetro sanguíneo del estado oxidativo correlacionado con buenos indicadores de producción seguirán siendo los parámetros justificativos de la acción del antioxidante in vivo.


Fuente: Antioxidants: Which dosage method should be used to assess their effectiveness in animal husbandry? (livestock-world.com)