• Tech-Complex

MOTIVACIÓN DE LOS ANIMALES A LA INGESTA DE PIENSO Y BLOQUES MINERALES

La eficacia de una alimentación equilibrada depende de una buena ingesta de pienso.

Por lo tanto, la ingesta de pienso es la clave para garantizar que un pienso, perfectamente formulado, aporte todos los nutrientes necesarios para el animal y su producción.


Sin la ingesta voluntaria de pienso por parte de los animales, el pienso no puede ser eficaz.


Un pienso equilibrado, no consumido, es un pienso caro


Los animales poseen una alta capacidad para detectar olores y sabores con mucha precisión (incluso más que los humanos), y de identificar los diferentes elementos de una ración. Esto, unido a su neofobia (miedo o fobia incontrolable e injustificado conscientemente hacia alimentos, sabores u olores nuevos), puede dar lugar a un comportamiento alimentario desfavorable para las producciones.


Los animales pueden reducir su consumo de pienso por:

  • Rechazo hacia un sabor determinado, un mineral, un pienso que se selecciona en comedero o se rechaza completamente o la existencia de algunos compuestos con mal sabor y que son esenciales para el equilibrio de una ración.

  • Transiciones alimentarias: estos periodos resultan muy desafiantes para la ingesta, cambio de dieta líquida a sólida y la inmadurez de los órganos y sistemas repercuten en el rendimiento global.

  • Variaciones de la fórmula: necesarias para mantener un pienso de calidad a un coste razonable. estas variaciones son detectadas por los animales y pueden provocar caídas en el consumo.

Por muy equilibrado que esté un pienso, si los animales lo comen mal o directamente no lo comen, se convierte en un gasto costoso y sin valor para el ganadero.


El consumo de bloques de minerales y la ingesta precoz de pienso de inicio son dos situaciones desafiantes para los animales de producción y que nos obligan a desarrollar estrategias para motivar a los animales a comer.



La motivación es clave en la ingesta de alimento y puede ser estimulada



Para evitar retrasos en el rendimiento a lo largo de las distintas etapas del ciclo productivo, uno de los principales desafíos es potenciar la ingesta de pienso durante las etapas iniciales, justo después del destete o tras la eclosión.


Asimismo, en un momento determinado, se nos puede plantear el desafío de convencer a los animales para que consuman determinados piensos poco apetecibles, aunque sean nutricionalmente necesarios.


La combinación equilibrada de moléculas atrayentes muy específicas, la estimulación del apetito y la palatabilidad son procesos clave para conseguir que los animales empiecen a comer en un corto período de tiempo, ya sean animales jóvenes, para que coman lo suficientemente pronto para obtener un mejor rendimiento en el futuro, o adultos para que consuman sin vacilar pienso poco palatable o bloques minerales y se beneficien de una dieta equilibrada.


Tres modalidades diferentes construyen la motivación para comer en los animales


La motivación de un animal joven para una ingesta temprana de alimento o de un adulto para consumir alimentos de baja palatabilidad (fuente mineral), puede ser desencadenada por una combinación de diferentes procesos:

  1. Atracción

  2. Estimulación del apetito

  3. Palatabilidad


Atracción


La atracción es la clave para motivar a un animal a buscar su primer pienso o un bloque mineral.


De hecho, por naturaleza, los rumiantes, cerdos y aves de corral se sentirán atraídos por moléculas volátiles específicas: algunas pueden ser comunes a todas las especies y otras son específicas de cada una de ellas.


Si se liberan a través del pienso de inicio o bloque mineral estas moléculas atrayentes, los receptores olfativos de los animales las percibirán y el cerebro las reconocerá como algo de interés.


Estimulación del apetito


Una vez que el animal come el pienso, ¿cómo se puede estimular su apetito?


El apetito es un mensaje enviado al cerebro, que puede ser activado por compuestos específicos identificados, en un primer momento, por los receptores orofaríngeos. Existen compuestos específicos que pueden desempeñar esta función de desencadenar el mensaje del apetito.



Figura 1-Mecanismo de acción del aumento de apetito Optifeed. 1_ingesta de pienso con Optifeed. 2_Los activos del Optifeed estimulan los receptores orofaríngeos y envían un mensaje específico al sistema nervioso central. 3_Activación del mensaje de apetito en el cerebro. 4_Este mensaje desencadena la disminución de la liberación de ACTH (hormona adrenocorticotrópica) en el organismo y estimulación de la necesidad de comer en el animal. Indirectamente los extractos vegetales incluidos en Optifeed apoyan el confort y función digestivas.


Palatabilidad


El tercer factor es el sabor, que es un parámetro muy importante a tener en cuenta. Sea cual sea el atractivo, si el pienso no tiene buen sabor, no se consumirá adecuadamente. ¿Qué mejor opción para conseguir que un animal coma que ofrecerle un pienso que se adapte completamente a sus receptores gustativos?


¿Cómo activar fácilmente estos tres niveles de motivación?


Creando la atracción necesaria


Hay que liberar moléculas atrayentes específicas para cada especie desde el pienso al aire. Los animales se sentirán atraídos inconscientemente por estas moléculas y acudirán a donde la concentración sea máxima: al pienso o bloque mineral.


Estimular el mensaje de apetito


Cuando el pienso contiene un núcleo de extractos vegetales adaptados a cada especie, elegidos específicamente y combinados entre sí, este núcleo activa los receptores orofaríngeos y estimula el mensaje específico del apetito en el cerebro. De este modo, cuando los animales comen el bloque mineral o el pienso que incorpora este núcleo, el mensaje de apetito en el cerebro se activará y motivará a los animales a volver al pienso/bloque de nuevo.


Potenciar el sabor


Un núcleo palatable mejorará la palatabilidad del pienso de inicio o bloque mineral, aportando un sabor dulce bien equilibrado y generando una respuesta de memorización positiva a la ingesta. En la naturaleza, el sabor dulce se percibe como una indicación de la presencia de energía y es apreciado por todas las especies (incluida la humana). Asimismo, el sabor dulce posee la capacidad de enmascarar determinados malos sabores.


Fuente:

Livestock World: Taste & Odor & Pleasure https://livestock-world.com/category/taste-odour-pleasure/