top of page
  • Foto del escritorTech-Complex

THOR EXCELLENCE

THOR Excellence cuenta con la experiencia Microferm (fabricante inglés con más 35 años en el sector) más 20 años en la venta de inoculantes de Tech-Complex.


El ensilado es una técnica de conservación mediante la fermentación anaeróbica de los carbohidratos solubles presentes en los forrajes para producir ácido láctico y conseguir disminuir el pH por debajo de 5 (pH de conservación).


El ensilado permite almacenar alimento en tiempos de cosecha, conservando el valor nutricional, la higiene y una máxima palatabilidad, minimizando las pérdidas y permitiendo aumentar la carga animal por hectárea y sustituir o complementar concentrados.


Las cepas bacterianas en THOR Excellence contribuyen a una fermentación efectiva, conservando el valor nutricional del forraje, reduciendo las pérdidas de materia seca y de proteína, y aumentando la estabilidad aeróbica del ensilado tratado, garantizando el máximo resultado en los ensilados.


La combinación de cepas bacterianas homo- y heterofermentativas permite:

  • Distintas curvas de pH.

  • Distintas vías de fermentación de azúcares.

  • Distintas tolerancias a condiciones secas.

  • Inhibición del crecimiento de Listeria y Clostridia (importante en forrajes con alta capacidad tampón que impiden bajadas de pH suficientes para inhibir el desarrollo de Clostridios).

  • Producción de diacetilo, una sustancia natural producto de la fermentación con propiedades saborizantes que aumentan la palatabilidad.


Lactobacillus plantarum


Cepa muy eficiente en la producción de ácido láctico, permitiendo disminuir el pH, rápidamente, limitando la actividad de las proteasas vegetales (inhibiendo la actividad de estas enzimas se consigue una mayor conservación de la proteína del forraje).


Pediococcus parvulus


Inhibe el desarrollo de Listeria y Clostridia, por su alta capacidad de reducir el pH. Se trata de una cepa inusual y altamente beneficiosa, particularmente en la alfalfa, donde la capacidad tampón impide una reducción correcta del pH.


Lactobacillus casei


Produce principalmente ácido L-láctico vs D-láctico. Esto es de importancia en vacas de leche y terneros, puesto que la enzima que metaboliza el lactato, la Lactato Deshidrogenasa o LDH, es específica para cada isómero y las células de los mamíferos solo contienen L-LDH y, por lo tanto, únicamente pueden metabolizar (y producir) el ácido L-láctico.

Por el contrario, las especies bacterianas que fermentan carbohidratos tienen ambas enzimas y, por tanto, la capacidad de producir tanto ácido D-láctico como L-láctico. Algunas especies sólo producen D-lactato, otras sólo L-lactato y otras ambas formas.


También produce diacetilo, molécula que produce un olor mantecoso particularmente agradable, aumentando la palatabilidad e ingesta del forraje tratado. Asimismo, desplaza el oxígeno en el silo reduciendo el crecimiento de los organismos de deterioro y disminuyendo las pérdidas por respiración celular en el período de fermentación inicial.


Lactobacillus brevis


Produce ácido acético (inhibidor de levaduras y hongos) en las primeras fases del proceso de fermentación, por lo que posee el potencial de aumentar la estabilidad en la apertura temprana del silo.

L.brevis utiliza eficientemente el azúcar (6 átomos de carbono) presente de forma natural en el forraje, pero también los azúcares de 5 átomos de carbono liberados por la enzima Xilanasa incluida en THOR Excellence. De esta manera, en condiciones de difícil ensilado (o baja presencia de azúcares), L.brevis realizará su fermentación "protectora" normal debido a la liberación de azúcares de 5 átomos de carbono por la xilanasa en THOR Excellence durante el almacenamiento, permitiendo aumentar la estabilidad aeróbica del silo.


Xilanasa


Ayuda a liberar los azúcares del forraje tratado, incrementando la disponibilidad de sustrato para las cepas bacterianas incluidas en THOR Excellence. Además, esta enzima, incrementa la capacidad de actuar bajo condiciones de difícil ensilado (o baja presencia de azúcares):

  • Mejora la digestibilidad del ensilado, al abrir la estructura de la fibra.

  • Reduce el impacto negativo en materias secas (MS) bajas (por debajo del 30% de MS), ya que una estructura de fibra más abierta proporciona una mayor capacidad para absorber el efluente, que de lo contrario puede dañar la fermentación y provocar pérdida de valor nutricional de forraje.



Comments


bottom of page